Chingue a su madre el que se ofenda.

01 junio 2005

«Un hombre no llega nunca tan alto como cuando desconoce adónde puede conducirlo su camino» Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...