Chingue a su madre el que se ofenda.

13 diciembre 2005

RELATOS FICTOS -- SINCERIDAD INSPIRADA EN LOS NUEVOS BRIOS...

Image hosted by Photobucket.com

He decidido comenzar a ser sincero, pero una sinceridad mas allá de la común. Durante muchos años, la sinceridad que practique tuvo limites políticamente correctos, desde aguantar la cara de mis ex suegras cuando jodian con sus preguntas idiotas, hasta fingir que rezaba cuando las oraciones en el trabajo se hacían presentes, para bendecir nuevas sucursales. He decidido que eso se acabo.

Se acabo porque estoy próximo a cumplir 30 años y me queda muy poco tiempo para justificar mi estupida debilidad; no tengo carácter suficiente como para no bajar la mirada cuando se me pregunta algo. He decidido mirar de frente cuando una mujer bonita se acerque y me de instrucciones de uso de algún artefacto en el cual me interese, he decidido también, ya no fijarme en el precio de las etiquetas cuando voy a comprarme ropa. Ya estoy grandecito para esas cosas.

Si una mujer me quiere y no la quiero, mas que para coger, lo diré sin empacho, a fin de cuentas, con todo el teatrito de mandar flores y cortejar 2 o 3 semanas siempre termino enviado al carajo y sin conocer piel, mas vale irme derechito al grano, a veces resulta positivo, así no pierdo tiempo ni dignidad participando de ese horrendo circo llamado cortejo. También dejare la idea de tener un noviazgo, puesto que no hay nadie digno de eso, desde mujeres feas, hasta mujeres seniles.

No quiero mentir para conseguir empleo, a fin de cuentas se descubre siempre, que a pesar de trabajar en el municipio, no tengo idea de los procedimientos administrativos mas básicos, mejor será decir que tengo ganas de aprender, a decir que tengo mucho que enseñar.

Comenzare por quitar de en medio todo lo que me estorba, desde personitas con neblina en los ojos hasta ropa que no me queda y me pongo ahuevo, esta navidad, rentare una teibolera que me trate bien a cambio de dinero, sin mascaras, todo directo, sin perdidas de tiempo ni estupideces.

Pero es difícil.

La hipocresía es necesaria, porque a fin de cuentas tendré que atender a usuarios que no pueden ser tratados con sinceridad, tendré que lidiar con jefes o subordinados que tiene derecha a un trato digno (lo que significa que es sobreestimado)…

Este año nuevo conseguiré una novia pues, una que este cayéndose de buena, una que se trague de nuevo mis cuentos y crea en el amor, cosa que me inspirara para trabajar de manera mas productiva, luchar por los bonos mensuales, comer bien, hacer ejercicio, ser mas amigable con los vecinos, pintar mi casa, tener doblada la ropa, ir a misa, comer con los amigos de vez en cuando, dejar de tomar caguamas, ir mas seguido al cine, sacar un crédito en el Infonavit, hacer reuniones familiares para comer los miércoles, sacar a pasear al perro, conseguirme un pinche perro, llevarlo a la estética y conseguirle una novia para que me regalen perritos, comprar una moto e irme a los arenales a competir, olvidarme de mis fantasías sexuales y hacerle de misionero todas las noches que sea aceptado, ir a la comercial mexicana los sábados por la tarde y comer un helado con mi prometida y gastar mucho dinero en comprarme mis dockers y trajes para estar siempre bien presentable para las reuniones de los rotarios…y regresar de vuelta a la hipocresía que hoy me invita a huir…

Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP video editing schools