Chingue a su madre el que se ofenda.

18 abril 2006

DIVAGUE CORTO -- EL EXPIADO

Image hosting by Photobucket

El expiado, vive momentos agónicos de infertilidad emocional, después de haber sido cercenado en su espíritu, de ser cotejado con animales en cuanto al seguimiento de una unanimidad previamente decidida y concertada por entes que no tienen ningún tipo de empatia con el mismo.

El mundo del expiado ha dejado de ser aventura, descubrimiento, consecución de logros, de metas; se ha convertido en una estructura con reglas retóricas predecibles y modificables a voluntad. Ha decidido mutar a un estadio de programación cuasi informática.

Las ventanas se reducen y dejan al arte como un halo de luz en la conciencia nublada de cuestiones vanas. El arte ha convocado a los mas recónditos parásitos de la sociedad, a aquellos que solo buscan el reconocimiento de cerdosas muestras de expresión por; en efecto, cerdos. Ya no hay gente que use la expresión artística ajena, para abordar nuevas realidades y verlas con diferentes ojos. La clasificación en corrientes, en grupos, en sentido de pertenencia los recluye en la observancia del arte desde una misma perspectiva que se repite y redunda cada vez que esos artistas “en serie”, creen apreciar algo y lo concluyen con una clasificación, mas allá de una interpretación, se es bueno, malo o muy malo; nunca se entiende el trasfondo que cualquier creador tiene al imaginar y crear la obra.

El expiado vive en agonía permanente, le da miedo todo, desde su vida y subsistencia cotidiana, hasta enfrentar sus máximos sueños, los cuales jamás lograra materializar. Vive ocultándose entre el anonimato, al cual se acostumbra, alaba y defiende con la espada de lo cotidiano y común.

La paranoia ha guiado al expiado a comprender, que la incomunicación le rodea a todo aquel que intenta comunicarse, que no existen vidas paralelas y que la renunciación a cualquier bien, le devolverá alegremente, algún beneficio, de manera azarosa y, muy posiblemente, prescindible.

Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

3 comentarios:

Mariana dijo...

Y su destino es una botarga que baila frente a el, lo slauda con estusiasmo, mientras que el solo quisiera encerrarse en sus silencios sin la extraña obligacion de sonreir...

(este si no fue divague)

XD

Xoconoxtle Cósmico dijo...

Creo que todos tenemos un periodo expiado más de una vez en la vida y sirve como sirve de medicina emocional una madriza de "de vez en cuando", lo gacho es quedarse a vivir ahí.

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. 1993 cadillac allante Canadian dental insurance coleman camping stoves management training seminar Accessible cruises answering service Brazil sex porno Herpes natural medication watch me shine joanna pacitti