Chingue a su madre el que se ofenda.

31 mayo 2006

CUENTO CORTO -- LAS PEQUEÑAS PERVERSIONES DE MOMO BAXIN

Photobucket - Video and Image Hosting

Powered by Castpost

Hace ya algunos años, en algún lugar de una gran ciudad de un mediano país, nació Momo Baxin. En un país latinoamericano, llamarse Momo es más que raro, es de hecho, bastante gracioso.

Momo Baxin creció cobijado por el manto familiar y protegido por los familiares golpes de algunos otros, familiares…Al pasar sus primeros años, la feliz infancia, descubrió raros caminos al entretenimiento, el cual solo lograba estando solo.

La familia de Momo constaba de multiples hermanos (los cuales nunca atino a contar acertadamente) y un padrastro, ex policía municipal que disfrutaba de una pensión por riesgo absorto de trabajo, Momo no entendía que demonios significaba eso, pero sabia dos cosas acerca del papaíto (así le llamaba), estas eran: Era policía y no le gustaba que le interrumpieran jamás.

Momo Baxin, de poco hablar pero mucho actuar, empezó a desarrollar cariños diferentes hacia el padrastro, mas aun, cuando le corría a los 5 años del cuarto materno, para follarse a la madre.

Momo no sabia de follar, pero sabia que los gritos de su madre pidiendo que le metiera el pito mas fuerte hasta la garganta, no se referían precisamente a un amor maternal como el que el recibía. La madre gritaba y bastante, hasta la edad en que Momo comprendió que lo que esos dos se traían, iba mas allá de simples platicas o películas de acción compartidas en la majestuosidad de su televisión de 19 pulgadas. Cuando Momo descubrió que se cogia a su mama, planeo una venganza cuasi infantil que solo el llego a conocer: orinaba el cepillo de dientes de su papaíto, con la idea de que al lavárselos, seria victima de una cruel y secreta reyerta reivindicadora.

El papaíto no acostumbraba lavarse la dentadura, por lo cual, en ningún momento se percato de “tan cruenta afrenta”.

Momo no gustaba de ir a la escuela, por lo que en gran medida, se pinteaba las clases que podía, desde los primeros grados de primaria. Un poco mas grande, aprendió que las salidas a los baños podían disfrazar y evitar los riesgos de andar vagando por las avenidas, por lo que se pasaba largos periodos dentro de la seguridad otorgada por los compartimentos sanitarios de la institución. Un día, en una sesión de zurre, Momo se limpio con un papel de baño bastante corriente, de esos que usan en las instituciones publicas, limpio su grasiento culo y con los dedos, rompió el papel.

Al no tener con que limpiarse la mierda de los dedos, los chupo, cuidando que nadie lo viese.

Masturbarse fue su principal entretenimiento y vicio durante muchos años, pero sus motivaciones, a juzgar por la opinión de quienes supimos de las costumbres del mencionado, son tal vez…diferentes.

En numerosas ocasiones nos comentaba sobre perros que encontraba en la calle copulando, eso le parecía extremadamente sensual. La seriedad con la que declaraba dichas preferencias visuales era espeluznante. Confirmado aquella tarde cuando le encontramos con su perra, llamada Salome, totalmente ebrio acariciándole los senos y murmurándole agradables piropos al animal. Salome le lamía el pene embadurnado de atún. Su amor le evitaba mordérselo y triturarlo en miles de pedazos indigestos.

Su familia poco a poco fue separándose, papaíto se fue de casa en busca de “nalgas mas redondas”, los hermanos y hermanas de Momo consiguieron cuchitriles de madera y terrenos en las riberas de riachuelos de aguas negras en asentamientos irregulares y Momo se quedo con un cuarto con entrada independiente en la casa familiar.

En el cuarto, el y Salome compartían las tardes, después de regresar de su trabajo, se dedicaba a rascarse las sudadas entrepiernas y oler su contenido. Lo mismo con el ombligo y siempre con los oídos y esa mezcla amarillenta que brotaba de ellos.

Momo Baxin es doctor, desde hace un par de meses, en un centro de salud en alguna colonia perdida de su ciudad. Las secretarias gordas y extra maquilladas le llaman la atención sexualmente. Los niños pedorreados por diarrea y desnutrición llegan a carretadas, mientras le esperan en las 3 sillas de la sala de espera repletas de moscas, el negocia una mamada de verga, a cambio de un traslado a un centro mas cercano a la casa recién adquirida por la secretaria pelirroja que le muestra los senos coquetamente. Momo, con su corte a la Mauricio Garcés, miraba con lujuria por encima de la ventana las niñas con la cara sucia, con seis años a cuestas y algunas lombrices que pueden esperar unos minutos mas, a ser recetadas de muerte, por un doctor con titulo comprado y un pene recién mamado.

En una visita del doctor Baxin a casa de una enferma, a bordo del auto familiar, un padre soltero con dos hijas pequeñas, preguntaba sobre la enfermedad de la señora de la casa, síntomas y demás detalles. De reojo lograba distinguir las siluetas de las niñas, jugando entre ellas en el asiento trasero, abriendo las piernas y, sin intención, mostrando sus calzones blancos con detalles en rosa. Momo tuvo una erección y mando, al llegar a la casa, al papa por algunos medicamentos y utensilios para la enferma. Momo conoció de nuevo, una vagina sin rastro de vello pubico.

Baxin se encuentra dormido. Su perra Salome le observa con un amor inexplicable pero notorio. Una sístole involucra emociones animales. Salome le observa y recuerda no acercársele al amo, ya que detesta ser molestado por su perra mientras duerme, a lo cual responde con un violento movimiento introduciéndole el puño en el culo del animal. Salome se aleja y con el hocico, recoge un calzón sucio hasta ennegrecer de Baxin, lo huele, lo lame y todo queda en silencio en la habitación con entrada independiente, de la casa familiar.

Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

4 comentarios:

Cruz J. Saubidet dijo...

Interesante relato.
De esos que culpan a la sociedad por las perversiones y a la vez aceptan que el protagonista tienen gran culpa. Un saludo
Cruz

Mariana dijo...

Oiga joven ya volvio a las andadas de relatos perversos, bueno mi mente que es toda dulzura no le incomodan del todo.

XD

Yzak dijo...

todos tenemos un Momo Baxin en las entrañas...

saludos

Anónimo dijo...

Excellent, love it! Provigil abuser blonde naked teens cunt waterbed essence provigil prescribed for chemo brain http://www.zoloft-depressio.info/Floormats.html improve your fico score infiniti i30 performance Stored value debit card adderall xr internet foreign pharmacies no prescription no Axius luau floor mats