Chingue a su madre el que se ofenda.

14 agosto 2006

DE OPINION -- NIÑEZ E IMPOSTURAS

Photobucket - Video and Image Hosting

El hombre que no esta dispuesto a “vivir” los niveles que ha superado, por el resto de su existencia, esta condenado al absurdo de la impostura.

La niñez para mi, opinión personal y desinteresada respecto a su no apetecible experiencia lectores míos, es una etapa donde el hombre que la recuerda, como la máxima de su existencia, consolida en su ser, el rescate de los que vinieron al mundo en vano y a estorbar.

Y al mundo se viene a producir, joder, perjudicar, pero nunca, queridos cibernautas, nunca a estar de mas. Estar de más, ser el extra, ser el repuesto del importante jamás debió ser opción para ninguno de ustedes.

Cuando ignoras las raíces de tu especie, de tu clase, de tu nación, simplemente estas caminando iluso, hacia el destello fantasioso de lograr tus responsabilidades sin lograr absolutamente nada.

La niñez represento para mi, la mas horrenda experiencia de vida; no podía hacer nada, que la edad me validase; estupideces como las que cualquiera de ustedes comete en contra de ustedes mismos o de paso, con sus cercanos. La niñez y mi escasa edad me retaban a romper las reglas con actitudes poco aceptables. Las rompí de vez en cuando, pero no fue suficiente para reivindicar mi pesadez al sentir que perdía el tiempo en la escuela.

Mi resentimiento en aquellos tiempos, siempre fue enfocado al adulto que con autoridad, era un pendejazo. Así, decenas de maestros, directores de escuela, familiares, amigos de mis papas, hoy se confirman como engreídos chistosamente validados por alguna autoridad. Con el tiempo aprendí que el mundo esta relleno de aspectos inútiles que no podría nadie cambiar, a menos que se dejase seducir por la tentación del aniquilamiento en serie. Yo cambie el rumbo y me dedique a terminar cuanto antes mi niñez.

Hoy lo observo con mi hijo. Limitado, incapaz y en términos certeros y abstractos de sentimentalismos, dibujado como un inútil para muchas cosas; pese a cualquier explicación, las palabras denuncian verdades inobjetables.

El futuro alimenta luces.

Vivimos en un mundo donde la poca edad se subvalora y la vejez es exagerada en sus beneficios. Los niños viven atados a ligaduras mentales, de las cuales solo son culpables, porque algún día, las olvidaran y las pondrán en practica con quien mas “quieren”.

Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

1 comentario:

Anónimo dijo...

What a great site »