Chingue a su madre el que se ofenda.

07 agosto 2005

LA HORA FELIZ XIX

La tan poco comentada e intrascendente sección de la hora feliz se esta acabando, quedan unas cuantas sesiones y se terminara, por ahora les ofrezco la siguiente:
La mujer extiende su cuerpo hacia atrás apoyando sus brazos en los de su compañero y extiende sus piernas hacia adelante. De esta manera, el hombre podrá llegar a sus pechos con facilidad y la mujer podrá apoyar sus glúteos en el vientre de su compañero y realizar movimientos circulares. El pene no puede penetrar mucho en la vagina, lo cual puede ser sumamente excitante para ambos. Cuidado, si la mujer no sabe controlar su peso y sus movimientos, podría quebrarle el chile a su viejo, es un arma de dos filos. Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Very nice site! here