Chingue a su madre el que se ofenda.

22 noviembre 2005

CUENTO CORTO -- 21VA TRILOGIA -- UN DIA CAFE

Image hosted by Photobucket.com

Powered by Castpost

Durante las mañanas nunca tomo café, no comulgo con la idea oficinezca de echarme un cafecito, comprar donas y perder 20 minutos de mi tiempo en platicar estupideces con la pendejez de la empresa. Esa pendejez siempre lleva falda…

Hoy, Ariadne, la nueva chica de contabilidad, quien resulto ser muy sociable, me llevo un café, diciendome:

- Esteban, tu si que eres flojo, te lo traje hoy, pero mañana te toca a ti…

Ya chingue pense.

Y es que esos detalles son obvios, como, a un pinche desconocido vas a llevarle un pinche café bien preparadito y decirle esas palabras, mas cuando sus amiguitas de archivo le han platicado lo perro e hijo de la chingada que suelo ser con las mujeres. En fin. Ariadne se sento y me platico unas 534 cosas que me valieron verga.

El cafecito me gusto, mas en esta temporada de frio y con esas piernas y tetas que me hacian platica, he de decir que de reojo le mire el rostro, pero solo de reojo. Acabose el café y los 20 minutos de tolerancia; se despidio con un:

-¿Te veo para comer?

Tsss, ya chingue, ya chingue, ahuevoooo…

Paso el día, entre facturas erróneamente adaptadas, faxes ilegibles y prevenciones de los pendejos de Hacienda, mientras en mi panza un extraño borboteo empezaba a surgir.

Sin hacer caso seguí mi día, jodiendo a la contadora con mi declaración anual y parcialidades para mi tramite de requisición fiscal, me fui al escritorio de Ariadna y le deje una notita:

“Eres hermosa Ariadne”

Feliz por el vislumbramiento de una cogida fastuosa, emprendo mi viaje al 5to piso del edificio, donde esta mi oficina.

Sentado, leyendo un informe de la CAAREM acerca de nosequeputasmadres que no me servia de nada mas que perder el tiempo con un buen pretexto, siento ganas de echarme un pedo.

Y si, es de esos pedo que sientes allí, a punto de salir, a causa del cafecito de la mañana, el cual suele desbaratarme el estomago…

Pujo y cuesta que salga el chingao pedo, impulso mas y sale, pero se siente raro…calientito

En la putamadre…me cague…

Me levanto sospechando el hecho, meto mi mano entre el pantalón y veo que efectivamente, la mano sale con mierda, una mierda aguada entre agua y sólido, y parece ser bastante…el baño esta en el tercer piso...chingadamadre

Rápidamente busco una hoja para limpiarme la mano y la meto en mi saco, bajo las escaleras apresuradamente no sin separar las piernas para evitar embarrarme todo, incluso el traje…bajo mas escaleras…parece eterno esto…por fin llego.

Antes de entrar volteo a las oficinas de contabilidad y no hay nadie pendiente, me siento, dejo ir todo, parece una llave de agua sucia, sale como agua, solo agua, diarrea total…volteo en busca de papel y hay muy poco…me volteo a ver las piernas y están embarradas de liquido apestoso…

Me quedo meditando un rato, sorprendido por lo que me paso, pienso en que el papel no me alcanzara y que debo hacer algo con mis calzones, ya embarrados y mojados de mierda.

Me quito lentamente los zapatos, el pantalón y tomo mi calzón, el cual aviento al lavabo; verifico mi pantalón, tss se salvo, ninguna filtración, ya es ganancia.

Me levanto pues, voy al lavabo, abro la llave y no mameessssss, no hay agua. Que chingados pasa, será mi Karma, ¿Será que siempre cago el palo a la gente indefensamente pendeja?, nunca se va el agua, esto esta muy raro.

Decido rápidamente checar el depósito del retrete, el cual afortunadamente si esta lleno, asomo cu culo y lo empiezo a enjuagar, esta bien sucio, siento frío en las nalgas. Después sumerjo el calzón sucio y lo lavo, ya el agua se torna apestosa y exprimo sin hacer mucho ruido la chingada trusa, no esta limpia, pero por lo menos no trae caca colgando.

Exprimido todo, me guardo el pedazo de tela y tiro el papel que previamente traia de mi oficina, guardo la trusa en mi saco y me visto de nuevo, pantalón y zapatos. El nerviosismo me esta poniendo mal. Reviso de nuevo, papel de baño bien disimulado en el “water” y todo bien…

Salgo y empiezo a subir las escaleras cuando oigo una voz que me llama, es Ariadne, quien me pregunta porque baje y no le di una vuelta…

Invento cualquier pretexto de esos que se creen las mujeres y me acerco, Ariadna baja la mirada y cambia su semblante, se aleja y me llama puerco…

Corre y grita, yo me saco de onda, me asusto y pienso: “Ya se dio cuenta de que me cague”

En seguida viene el director general y algo habla con Ariadna, yo me reviso y veo el pinche puto problema:

No me subí el cierre del pantalón y no traigo calzones…

Me lo subo mientras aparece la figura del Jefe de Jefes…ya me cargo la verga…

Me lleva del brazo a su oficina.

- No se que chingados te pasa pendejo, pero ahora si la cagaste (Si Sr. Lo se), acabas de enseñarle el pito a una de tus prospectos, te aguante que te encerraras en el archivo con la recepcionista, que anduvieras trayendo mariachis en los cumpleaños de las niñas de servicio social, que desconectaras la luz por demostrarle a la ex-directora de ventas que hacías todo por ella, pero esto, esto ya no se puede.

Y fue así, me llego un fax a mi escritorio anunciándome la noticia, me despedían y levantarían cargos en la ST y con la policía por acoso sexual. Yo no tenia animo ni de alegar, la empresa es muy especial cuando se enoja.

Recogí mis archivos personales y mis fotos, eche a un lado el calzón aun húmedo y me despedí de los camaradas, uno de ellos me dijo:

- “Wey, ¿Cuando te asustas te cagas?” Hueles a mierda cabron…

Después de un rato, llegue a mi casa, encendí el televisor y me metí a bañar. Una irritación me carcomía la cola, unto Vitacilina que dejo mi ex cuando vivíamos juntos (esbozo una sonrisa nostálgica) y reviso el correo electrónico personal. Una invitación a su boda me ha llegado, pendeja, ni los forwards revisa…cierro los ojos y me echo a dormir, mañana será un peor dia, eso es seguro.

Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Enjoyed a lot! »