Chingue a su madre el que se ofenda.

23 noviembre 2005

DEL ESTEREOTIPO DEL METROSEXUAL

Image hosted by Photobucket.com

Powered by Castpost

“El típico metrosexual es un joven con dinero para gastar, que vive en las metrópolis, donde están las mejores tiendas, clubs, gyms y las mejores peluquerías. Puede ser oficialmente gay, hetero o bisexual, pero esto no tendría tanta importancia porque se toma a sí mismo como su propio objeto de amor y placer. Son profesionales independientes, modelan, trabajan en los medios y las productoras o en la música pop y, ahora, también en los deportes, pero aman los productos de vanidad masculina…”.

Para mi, el metro sexual es un cabron ignorante a fondo, huevon, mantenido, con dinero facil, con cerebro hueco como para almacenar mierda consumible como: perfumes, ropita de marca, moditas pendejas, corbatitas ridículas, lociones fresoides, revistas de famosos inútiles, accesorios de vestir abominables, terapias de gimnasio pretenciosas, liquidos para el cabello minuciosamente estupidos; que invariablemente tiene una atracción a la feminidad insolentemente enfermiza, lo androgino en su nivel mas repugnante, el hecho de aceptarse hombre, mantener el “rol” y tomar las cosas que “gustan de una mujer”, su cuidado por los detalles físicos, sus olores dedicadamente escogidos, una apariencia impecable y un amor por el ego propio de estas.

En algunos casos es difícil distinguir entre hermafroditas y metrosexuales.

¿Que si agarran viejas asi como son? Si, las agarran pero yo para que quiero conocer a un adefesio femenino que tenga tan poco coco como para ser atraida por estas madres con camisas ajustaditas...

Y si es una forma de diferenciarse de los hombres grises y comunes, corrientes y desfachatados, que bueno, soy gris y corrienton, todo lo que sea, antes de oler a fresitas y tener más de un bote de shampoo en la regadera.

Un hombre tiene cosas más importantes que cuidarse el manicure y pedicure, tener las cejas en perfecto estado o tener un guardarropa impecable. Un hombre tiene que saber cambiar llantas, componer la casa, o no se, hay un putamadral de cosas que pueden hacerse, en lugar de perder el tiempo poniéndose lip stick para evitar labios partidos…por favor!

Sientanse estrellas de rock, critiquen lo que un día fueron perros, sintiéndose snobs asistiendo a la disco mas “in”, ejecutando pasitos de baile que enloquecen a otras tantas pendejas huecas.

Una cosa es cuidarse, andar limpio, vestido normalmente, ponerse un perfumito; pero otra cosa muy distinta es vagar con amigas de salón de belleza y boutique buscando lo último en zapatos y moda, poniéndose rayitos y andar bailando en una discoteca de manera perversamente GAY.

En conclusión, los metrosexuales esconden o muestran un pinche maricon entre sus moditas fashion, así que mujeres, preocúpense, porque hombres entre putos, metrosexuales e informáticos, están desertando del bando efectivo. No se preocupen, el ATEO seguirá fiel a la mujer, que no hay cosa mas chingona, aunque esos pendejos busquen parecérseles. Metrosexuales, **“Vayan con sobria mudanza a chingar a su madre”

* Ya he leído mucho sobre esta pinche canción, mierda de música, mierda, mierda insoportable, Miranda representa lo peor de la música de plástico latinoamericana, insufriblemente mala…

**(Frase de un metrosexual reprimido llamado Mayo, parafraseando al HUEVO, el Mayo se la come!)

Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

2 comentarios:

Mekishiko.NoNeko dijo...

Total y absolutamente de acuerdo con usted.
Saludos!

Wolfgang88 dijo...

Los arios metrosexuales nunca aceptaremos a esa escoria judia