Chingue a su madre el que se ofenda.

21 mayo 2006

LA RELATIVIDAD DEL AMOR II

Photobucket - Video and Image Hosting

Cuando una persona desprecia el entorno, es porque no se adapta al mismo. Por lo tanto, no forma parte de sus valores fundamentales y no es aceptado en el. El hombre critica a quien le causa un malestar; la no aceptación siempre es desagradable.

Bajaba yo por la calle vecina, comiendo unos pistaches en bolsita de plástico, bastantes caros por cierto, cuando a lo lejos vi venir caminar a una pareja de ancianos. Pasaron junto a mí, a paso lento, en mi juicio valiendo vergas.

Pensé mucho esa tarde, repare en eso que “a mi juicio valía vergas”; instintivamente recordaba como a paso lento, con el trafico apresurándolos al cruzar la calle en la que cruzamos miradas y vientos originarios. Recordaba sus manos tomadas y apretando, se apoyaban para apresurar pasos y causar los menos, de los inconvenientes.

Tumbado en mi cama viendo alguna película en la televisión, pensaba perdido, en como aun después de cruzar la calle, seguían tomados de la mano y conservaban ese animo de complemento, de cariño.

Paso esa tarde de perdida de tiempo y logre superar esos sentimentalismos que realmente odio y me estorban. Pero una mañana, los encontré cerca de la clínica del ISSTECALI, donde iban de nuevo tomados de la mano, yo buscaba a un amigo que realizaba servicio social en dicha clínica, los observe sentados y deduje que esperaban alguna cita con su especialista. Entraron juntos y mi amigo salio.

Siempre he supuesto que llegar a la vejez y ser incapaz de disfrutar los placeres que hoy me pudiesen hacer feliz, seria una tragedia. Pero también he aprendido a recordar, que cuando yo fui pequeño, no existían ni el alcohol, ni el sexo ni el dinero, mi placer y bienestar surgía de jugar fútbol con corcholatas y, cuando me iba bien, con pelotas de tenis, de esas verdes con letras de goma. Hoy día, entiendo que en algunos años, ni el sexo, ni los lujos de moda me darán la tranquilidad ni goce, que tengo hoy; sin embargo, la confianza, el conocimiento, el amor, serán alicientes diferentes, solo por especular.

La vida es mucho mas que etapas, mucho mas que factores; hay que tener talento para aprovecharla y para evolucionar, hoy estoy listo, para seguir con la evolución y dar pasos firmes en la consecución de felicidad, sin estar arriba de ningún interés, solo arriba, de mis propios fracasos.

Y ASI LO "CREE" EL ATEO®...

3 comentarios:

Xoconoxtle Cósmico dijo...

vas asentir gacho el día que nomás veas auno de los dos, yo sé lo que te rumeo. ;P

Mariana dijo...

"Arriba de tus propios fracasos" ¬¬ es bueno saber a que no lograremos aspirar.

XD

Anónimo dijo...

This is very interesting site... » » »