Chingue a su madre el que se ofenda.

16 julio 2008

DON CLAUSTRO BIGOTES

CLAUSTRO ENFERMIZO

Cuanto pinche empeño por mostrarse superior y mirando, de arriba hacia abajo.

Todo lo que nunca fue, lo que nunca se efectuó, al estilo de telenovela, hablando de los triunfos familiares, empresariales, divino, miles de piezas que se materializan solo en un alarde ninguno.

Una familia sentada disfrutando los frutos económicos del engaño, la trampa, el abuso, el complot de los poderosos atentando con los siervos eternos, los siervos de la nación.

Sentados comen filetes, vinos de reservas buscadísimas y viandas regionales, rodeados por muebles barrocos, de madera y una cabeza gigantesca de venado, como queriendo salir de la pared donde se estanca empotrado; hablando sobre los “aquellos” grandes de la comedia, Lechuga dice la anciana, Chespirito dice el joto, el pederasta ríe ruidosamente por recordar un episodio de la familia peluche. Todos caucásicos, al mayor estilo mestizo.

Las mujeres se pasean con bolsos estridentes, ofensivos al alarde bajo aire acondicionado, zapatos modernisisimamente mamones, a lo cuales nunca habrá que dejarles caer el lodo del verdadero México.

La cena familiar termina y salen al calor sonorense, mientras las ratas que sobreviven a cualquier calamidad corren como locas, chocando entre si, en caos, apendejadas por el calor.

Los grandes puentes y los hoteles en construcción son testigos, a lo lejos, de la inspiración presente en el subconsciente del mas poderoso.

REFUGIADO ANTE LLUVIA ÁCIDA, EN TIEMPOS COMPLEJOS, EL ATEO LO ESCRIBIÓ ASÍ...

2 comentarios:

Eskoria Humana dijo...

Que esa no es una pinche iglesia de los testiculos de jehová?

Anónimo dijo...

pinche escoria como eres pendejo
este es un templo de los mormones
para tu cultura con carino yo dulce