Chingue a su madre el que se ofenda.

06 mayo 2009

LA INFLUENZA NOS INFLUENCIA

He escuchado múltiples puntos de vista sobre este asunto de la contingencia epidemiológica que acontece en nuestro país durante el ultimo par de semanas y a pesar de mi opinión, la casa editorial que me paga para publicar en este blog me ha dispuesto que escriba sobre eso. OK.

Puede existir un nuevo virus, sí. Pueden no tener la cura, sí. Puede ser muy contagioso, sí.

Pero también puede darse una mezcla por demás interesante de ignorancia y manipulación, de abusos, de bajos temores, de mezquindad.

Una enfermedad contagiosa y nueva si bien puede causar estragos, estos se ven en las calles, en la sociedad, en la vida. No es lo mismo una crisis económica que un virus que nadie ve y del que nadie se enferma.

Concediendo a la razón un punto a favor, ante la ignorante idea de que no hay tal virus, es de suponerse que se realizo una buena campaña de información, donde el asunto, mas allá de ocupar una buena parte de tiempo en los espacios noticiosos, se ha convertido en una enorme nube que puede tapar diversos asuntos, tales como un endeudamiento internacional “justificado” (y del que por lo pronto pocos se preguntan si se gastará en tapabocas y medicinas para un millar de infectados. No voy a hablar de cifras porque me dan una absoluta hueva.), el aumento en las cantidades de narcóticos de trafico y comercialización ilegal para portación y consumo privado y cosas que a los de la avanzada escéptica les parecen, “que aun no se revelan”. Hasta fugas de narcos a los cuales nadie prestó atención en los medios.

Una nube en donde a Calderón y su equipo se les dignifica como buenas personas y excelentes dirigentes del país, (como el comercial del PAN donde el pendejo del Místico sale diciendo que gracias al PAN y al presidente se ha luchado contra el narco por nuestra seguridad) y que en tiempos de crisis de confianza, sirve como un buen parámetro para evaluar la confianza que tiene la gente en ese artefacto invisible que los hace gobernarnos y no ser ellos los gobernados.

¿Tapabocas o cubre bocas?

Los distractores buscan tapar bocas, cuando el interés general esta interesado hacia un lado de la actualidad, las bocas se tapan y se descubren solo del lado convenido, los cubre bocas, símbolo de esta época singular en México (como cuando existían amenazas sobre terrorismo utilizando Ántrax y que los gringos corrieran a las farmacias de la frontera a vaciar el stock del fármaco – placebo, correspondiente).

Los cubre bocas identifican la ignorancia, los mexicanos que creen todo lo que el gobierno, medios o cualquier entidad “superior” a su entendimiento les indique. La gente pululando por las calles de Tijuana, con sus hijos, todos portando su cubre bocas, me resultan risibles sobremanera, cuando se detienen a comer tacos de adobada en cualquier esquina, descubriéndose la boca e ingiriendo ese “alimento libre de peligro para su familia”.

Los cubre bocas también identifican el corporativismo, donde se siguen reglas de los seres superiores que dirigen los destinos de las arcas nacionales, así como identifican a los manipuladotes que se aprovechan de las situaciones descritas, para obtener beneficios políticos.

CUBRE BOCAS A 10 PESOS

¿A diez pesos, en los semáforos, con tratamiento higiénico?

Y existe gente que los compro en la tienda de las esquina, que los usa en la calle al caminar en una solitaria acera, al manejar su auto, mientras saluda de beso a la madre, en su mes.

¿Influenza humana, no que era gripe porcina? Los conocimientos y la censura también avanzan minuto tras minuto.

¿Qué nos deja este ejercicio?

Sabemos que hay un chingo de gente que sin pensar, le hace caso a López Doriga o cualquier cabron trajeado.

Que sin pensarlo en una inminente emergencia sanitaria, el país siempre será la Ciudad de México, con ese etnocentrismo característico de los chilangos (en cualquier acepción de la palabra culones)

La generosidad y solidaridad de los mexicanos también incluye señores y señoras que en nada les inquieta abusar de la necesidad en “tiempos de emergencia nacional”

Que las autoridades capitalinas y federales conservan en estos casos, su característica disfunción operativa.

Que a fin de cuentas, se puede crear un circo en el momento y para los fines mas variados, en donde el miedo, puede conducir las acciones de todo el mundo. 

La primera plana del universal del día de hoy, ya menciona “los estragos” de la contingencia sanitaria. Miles de millones de pesos y un justificado endeudamiento del país, nuevas medidas de estimulo fiscal para los amigos de Fox y de Calderón, una gran jugada, para que en medio de la crisis, se realice un salvamento económico para las grandes empresas, que absorberá el gobierno sin que nadie la haga de pedo.

Inteligencia estilo CISEN.

Se identifica un nuevo virus de fácil contagio, el gabinete de seguridad nacional se reúne y evaluá una estrategia para maximizar la peligrosidad del brote. 

Se hace el desmadre, todo mundo con cubre bocas, una semana se detiene la actividad en el DF.

Se recupera el país y después empieza a contagiarse media nación, todos a sus casas, a cuidarse, los mexicanos mas destacados trabajan en una vacuna.

Se recupera la calma, todo vuelve a la normalidad con la advertencia de que en el invierno el virus recobrara fuerza, porque no se conoce aun su comportamiento.

Antes del invierno hay vacuna disponible. Todos los mexicanos han de ir a vacunarse, disposición oficial, es de vital importancia.

La vacuna es un antinarcóticos, reacciona de manera repulsiva ante los principales componentes de las drogas naturales y las sintéticas no relacionadas con medicamentos, una medida maestra contra el narcotráfico.

La gente empieza a notar que no puede drogarse, ya que la sensación se ha tornado de insoportable desagrado y empiezan a enfermar los adictos, se pone en marcha un plan de rehabilitación de drogadictos Nacional, los narcotraficantes no se enteraron, algunos de ellos incluso se vacunaron, porque ellos, también ven Televisa y sus viejas las novelas.

Calderón gano, es un líder mundial.

REFUGIADO ANTE LLUVIA ÁCIDA, EN TIEMPOS COMPLEJOS, EL ATEO LO ESCRIBIÓ ASÍ...

3 comentarios:

rinconbohemio dijo...

Yo tambien ando trajeado y no me hicieron caso cabron, nos exigieron usar un cubrebocas para evitar contagiar o ser contagiado, compraron gel desinfectante, Lysol, que matal el 99.9999999% de las bacterias, chingale, menos los virus, como el Antrax, recuerdas, lo bueno es que no veo esas jaladas y a Lopez Doriga me da hueva, prefiero ser lo que fui en un principio un mero expectador politico.

Saludos

CARPINCHO dijo...

Hola amigos! los espero an mi blog de actualidad argentina con humor e ironía. Saludos!

Gabriela dijo...

El presidente tomo muy buenas medidas contra la influenza.Así que gracias a el ahora somos un pais libre de influenza!! Sigueme en:http://www.flickr.com/photos/38068540@N05/3549494024/