Chingue a su madre el que se ofenda.

12 marzo 2007

CUENTO CORTO -- LA CASA Y LA SEÑORA

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket
Hay un camino, camino estrecho que no revela final o destino, simplemente sigue por un buen rato, a paso regular entre cedros y pinos, árboles altos y robustos que no dejan pasar mucho de sol.

En algunos tramos del camino de arcilla, los árboles se doblan siempre hacia la derecha, si es que caminas de ida.

“Debe ser el norte, vientos del norte” pensé.

Por mucho tiempo más el camino se reduce y pronto, después de que disminuye su intensidad, desaparece. Termina simplemente pero no hay un punto de encuentro, no bifurca, simplemente desaparece y se distinguen viejas marcas de vueltas en medio círculo, buscando la seguridad del sendero, tal vez del hogar.

Seguir cuesta un poco pero si se observa detenidamente, no en el suelo, mas en las hojas de cada matorral crecido, se puede distinguir el paso en medio de ellos.

La casa se ve allí, hecha de troncos, como las memorables películas de mitad de los setentas de Hollywood Texas, rodeada a distancia corta, de árboles gigantescos, enormes que no dudarían en destrozarla cuando un rayo o la edad lo dispusiera; la casita no tiene entradas y un boquete parece formar la entrada, sin puerta.

Recamara y fogón en la parte inferior, una especie de sala y baño en una rudimentaria segunda planta, a punto de desplomarse, por la madera húmeda que alberga hongos de lo mas coloridos. Una serpiente con aros grisáceos se desliza entre los pliegues de la pared, parece huir de algo, como un niño con miedo.

La neblina baja más y gritos se escuchan mas cerca que antes (¿Mencione que gritos sonaban lejos antes ya?); en no mas de cuatro minutos un tipo pasa corriendo con los dedos llenos de sangre chupándoselos desesperadamente. Tomo mi gaseosa y la escupo, una cucaracha nadaba en ella, felizmente supongo (¡Dios, no te pido que me des, solo ponme donde hay!).

El día y la noche no hacen gran diferencia, otro tipo pasa, este ahora, lleva un gorro de fiesta y una camiseta con logotipo sanitario; cerca hay un manicomio, donde se rumora los locos insisten en brincar bardas y merodear por allí, siempre regresando ( Los tiempos en los que los presos salían a comprar el periódico en el puesto de enfrente de la carcele estatal, ubicada en el centro, se han ido; recuerdo cuando Dr. Siniestro, ya sin mascara y estatus, pagaba su condena por asesinato en la cárcel del centro. Todos lo conocían y el se encontraba bien en prisión, hacia ejercicio, daba clases de lucha, tenia el respeto de todos. Una familia. Dr. Siniestro salía sin problemas a comprar el periódico y regresaba a leerlo en la cancha de volley ball, incluso nos conseguía oportunidades para retarlos por las tardes del sábado, chicos de secundaria contra asesinos y secuestradores…).

En un rincón, una caja con cerradura violada parecía llamar con su descolorido verde pasta; dentro, un frasco con un cordón umbilical nadando en alcohol, una medalla del sagrado corazón de Jesús y una foto. En la foto, mi cara, a los 5 años. De regreso, al estilo de Hansel y Gretel, descubri por instinto como regresar a la vereda; después de miles de pasos, la nube de aire sucio y ruidos enloquecedores poco a poco hicieron que olvidara lo ocurrido. En unos días, quiero decir.

El silencio del bosque, un bosque sin animales cantores, solo reptiles; hace que los tipos perdidos corran despavoridos, huyendo de una bestia que ha perdido los recuerdos de su hijo.

REFUGIADO ANTE LLUVIA ÁCIDA, EN TIEMPOS COMPLEJOS, EL ATEO LO ESCRIBIÓ ASÍ...

5 comentarios:

Yzak dijo...

es bueno, que despues de tanto rato de no saber de sus textos, aun conserva la escencia que hace que gente como yo (gente especial, obviamente) este al pendiente de sus pensamientos, palabras, obras y acciones (aunque esto ultimo me lo fusilé de un Best Seller).

Saludos camarada! es bueno saber de usted de nuez!

Mariana dijo...

[¬¬ esto por el comentario de arriba]

Hay señor, a flojeado en demasia, no abuse de los lectores, esto me recordo algo anterior, pero las comparaciones no son validas, mas aun por que no se a perdido el hilo.

Anónimo dijo...

wey entra a mi blog, pa que le des una checada http://muvopa.blogspot.com
de pendejadas, musica y demas parafernalia
saludos putito

Dra. Kleine dijo...

Oh, grato leer este tipo de escritos. Eres bueno!

Tiempo quisiera yo para pasárme seguido por aqui chamacón!

Anónimo dijo...

hace tu falta casa aca, llegar con las chelitas y cagar el palo, y te acuerdas del pequeno monstruo que agarraba papas a diestra y siniestra!!!!!!!

alra!!!! jeje saludos broder
champoleon las pelotas jajajajjaa
sale carnal!!!!