Chingue a su madre el que se ofenda.

06 enero 2009

NARCOCUENTO / DROGAS DE DISEÑO

“Existen drogas de diseño, hechas específicamente para tus necesidades”

“Si tienes alta resistencia a los activos de las más populares, si necesitas baja densidad y efectos medidos, sin perdida de sueño, sobre reacciones, efectos secundarios, para deportes, para trabajos de alta exigencia física, para enamorar mejor”, dijo al oído.

Los tipos al fondo del local peleaban como autenticas bestias, portando nada mas que un short bermuda y algún vivo de tela adherido al cuerpo, las apuestas se daban al por mayor, mientras edecanes y armas paseaban colgadas de los hombres bien vestidos.

“Las hacen en Italia, no son de acá, los laboratorios se dedican a elaborar drogas chingón, hay cigarros de mota genéticamente modificada, como uvas sin semillas”

Los dos tipos en el ring se mordían, se arrojaban desde lo mas alto del local, brincaban enormidades, como una película de muertos vivientes pero real, indudablemente el temor era algo que no se reprocha al recordar las escenas, pronto abrirían la pista de carreras, para humanos.

“Puedes correr mas rápido, cuatrocientos metros en poco menos de veinticinco segundos, brincar dos metros en los mejores récord, las jaulas altas (así les llaman a los lugares ocultos donde se apuesta con los “superdeportistas”) pueden mostrarte que el hombre puede desarrollarse mas allá de las reglas clásicas”

Una fractura detuvo la pelea, mientras la pierna a la altura del peroné se doblaba, gritando enfurecido el lesionado, sin mostrar dolor físico, amenazaba totalmente dueño de sí al ganador.

“¿Qué harías si no sintieras dolor, si tus recuperaciones fuesen mas rápidas, si las enfermedades no pudieran penetrar tu estructura, tu cuerpo de hierro? Sabes, las Olimpiadas son juegos de niños ante estos humanos sin artefactos, herramientas, vehículos, encuerados uno a uno, el campeón mundial luce como un ser de una categoría milenios atrás, un ser inferior. La evolución ha incorporado la mutación y la manipulación genética a niveles mas estudiados, mas explotados, aunque toda la historia hayan estado allí, dormidos, lentos, tu sabes que eso lo puedes asimilar, la droga ya no mata ni perjudica, solo sana y te hace mejor”

La pista de esa jaula alta, se abrió, mostrando un recorrido de unos mil metros, donde como animales de ciencia ficción, corrían hambrientos cinco hombres, desnudos, sin zapatos, hasta la meta, conquistada en 58.73 segundos.

“Drogas de diseño te digo, si no quieres volverte una maquina de pelea como estos cabrones, toma la que desees, esa que te dará horas de erección sin ningún peligro, esa que te hará la memoria un capital de trabajo único, aprovecha que no insistiré mas, esto no estará en el mercado en veinte años, te lo digo.”

Y el tipo se fue, no compro nada y su cover se abono a la cuenta de la jaula alta, sus datos son parte de las ejecuciones de esta noche, porque nadie que entra, sale sin ensuciarse. Creo que no soy buen vendedor.

REFUGIADO ANTE LLUVIA ÁCIDA, EN TIEMPOS COMPLEJOS, EL ATEO LO ESCRIBIÓ ASÍ...